Make your own free website on Tripod.com

AUXILIARES INVISIBLES

Amber M. Tuttle

 

Capítulo XI

LAS CATÁSTROFES, SUS CAUSAS Y REMEDIOS

 

Con cuánta frecuencia leemos en los periódicos sobre catástrofes que han tenido lugar el día anterior, mientras nosotros íbamos tranquilamente a nuestras ocupaciones habituales, inconscientes de los problemas de nuestros hermanos y hermanas de otros lugares, quizá en el otro lado del mundo. Hemos leído noticias sobre miles de personas muertas en una inundación, por la erupción de un volcán, por un huracán, o por tornados. Consideraremos las catástrofes e intentaremos descubrir qué se puede hacer para prevenirlas en el futuro.

En el capítulo sexto del Génesis encontramos el relato del diluvio, que fue una de las grandes catástrofes del Período Terrestre. En los primeros cinco capítulos se nos dice como Dios, el Arquitecto de nuestro Sistema Solar, mediante la Palabra hablada, creó los Cielos y la Tierra y las oleadas de vida mineral, vegetal, animal y humana. Adán representa a la raza humana de esos tiempos.

El pueblo de la Tierra reencarnó muchas veces antes del diluvio, que ocasionó el hundimiento del continente de la Atlántida. Muchas generaciones de individuos todavía tenían visión espiritual negativa que posteriormente perdieron. Henoc era uno de aquellos hombres y el más avanzado de su tiempo.

La Biblia dice: Y Henoc caminaba con Dios y Dios se lo llevó. Esto quiere decir que podía ver a Jehovah, el Dios de raza que cuidaba de aquel pueblo, y hablar con Él. Henoc renació como Noé y su mayor obra fue la construcción del arca de acuerdo con el plan de Dios. Noé, su familia y una representación de todos los animales que existían entonces fueron salvados de la inundación que cubrió la Tierra durante largo tiempo. La gran masa de la humanidad fue arrasada de la faz de la Tierra en los tiempos del diluvio. Todos ellos han estado renaciendo de nuevo, excepto los que no aprendieron a construir pulmones.

La razón de esta devastación masiva se da en la Biblia, donde leemos las siguientes palabras: Viendo, pues, Dios ser mucha la malicia de los hombres en la tierra, y que todos los pensamientos de su corazón se dirigían al mal continuamente...

Se nos ha dicho que la mayoría de la gente había llegado a ser tan perversa que Dios decidió destruirlos. Dios amaba a Noé porque era un buen hombre, justo y bondadoso con todos. Dios dijo a Noé que iba a destruir al pueblo por haber llegado a ser tan malvado, y dio instrucciones a Noé para construir el arca. Después de que esta gran arca estuvo terminada, vino la lluvia y las masas fueron tragadas por las crecientes aguas. Pero Noé y su familia se salvaron.

En el capítulo nueve del Génesis leemos las siguientes palabras: Derramada será la sangre de cualquiera que derrame sangre humana, porque a imagen de Dios fue creado el hombre. Esto significa que si un hombre mata a otro hombre, será asesinado en una vida futura.

La Biblia nos dice que la humanidad de aquel tiempo era mala y por eso fue castigada. Los Místicos y Ocultistas saben que los egos que Jehovah dirigía renacían una vez tras otra y renacerán muchas veces más. Puesto que esto es verdad, podemos ver que nosotros fuimos una vez habitantes de la Atlántida, como se llamó a aquella tierra, y que, o bien estábamos entre los que sufrieron el diluvio o en el Mundo del Deseo esperando el renacimiento.


 

W. Scott-Elliot, en su libro La Historia de la Atlántida y de la perdida Lemuria, dice: Una relación del progreso del mundo durante el período de la Cuarta Raza o Raza Atlante debe abarcar la historia de muchas naciones, y registra el ascenso y la caída de muchas civilizaciones.

Se nos ha dicho que este continente fue destruido por una serie de catástrofes. Algunos de las cataclismos fueron muy grandes, mientras que otros eran terremotos comparativamente poco importantes, tal como ocurre de vez en cuando en la actualidad. Hubo cuatro grandes cataclismos que ocurrieron con miles de años de diferencia entre cada uno de ellos y el siguiente. El último de estos hundimientos ocurrió entre 12.000 y 9.000 años antes de Cristo.

Hubo un tiempo en que una gran civilización floreció en la Atlántida y el pueblo fue gobernado por muchos reyes buenos que podían comunicarse con los Seres Elevados que trabajaban para ayudar a progresar a la humanidad que vivía sobre la Tierra. Durante ese tiempo, el gobierno era justo y servicial con todos, y las artes y las ciencias se desarrollaron en un alto grado. Había muchos inventos mecánicos maravillosos, que posteriormente se perdieron y, precisamente ahora están siendo redescubiertos por nuestros genios mecánicos, que una vez vivieron en aquella vasta tierra.

Después de un período de unos cien mil años de buenos gobiernos y de progreso, tuvo lugar un gran cambio y la humanidad se hizo más y más perversa. Comenzaron a practicar magia negra, lo que tuvo un terrible efecto sobre ellos. Usaron sus conocimientos de las leyes de la naturaleza para propósitos egoístas. Oprimieron a las buenas gentes de aquel tiempo y llegaron a ser tan brutales, crueles y feroces, que generaron una horrorosa retribución sobre sí mismos.

Mucho antes de eso, los Iniciados de aquel tiempo fueron enviados a Egipto, que estaba escasamente poblado en aquel entonces. Se llevó allí una gran cantidad de colonos desde la Atlántida y se edificó la gran Pirámide de Gizeh para preservar la historia de la humanidad hasta aquella época. Los Iniciados sabían que habría otro diluvio en el futuro y luego dos más. Los registros que se conservaron en la gran pirámide, permanecen ocultos. Cuando llegue el tiempo, serán sacados a la luz y lo sabremos todo sobre la historia de los tiempos remotos. La Memoria de la Naturaleza también conserva un registro de todo lo que ha sucedido.

El Cairo fue levantado a orillas de un gran mar que cubría mucho de lo que es ahora África del Norte. El pueblo construyó la pirámide de Gizeh a cierta distancia del lago, a unos trece kilómetros de El Cairo. Levantaron enormes diques; luego desviaron y contuvieron el agua; después pusieron los cimientos sobre roca sólida y, seguidamente, construyeron sobre ellos. Cuando la pirámide estuvo terminada, se retiraron los diques y el agua mantuvo aquel lugar apartado de la gente. La Esfinge también fue construida por esa época y quedó completamente cubierta de agua cuando se permitió que el mar recuperara su espacio. Esto está registrado en la Memoria de la Naturaleza.

La Biblia nos habla sobre muchos desastres y cataclismos de varias clases. Por ejemplo, la destrucción de Sodoma y Gomorra tuvo lugar en el tiempo de Abraham. El Señor se le apareció a Abraham cuando estaba sentado a la puerta de su tienda, al calor del día. El Señor estaba acompañado por dos Auxiliares Invisibles que eran Arcángeles. Se le dijo a Abraham que Sodoma y Gomorra iban a ser destruidas a causa de la maldad de sus gentes. Él tuvo compasión y regateó por las vidas de las personas honradas que el Señor pudiese encontrar en la ciudad de Sodoma.


 

Dos Auxiliares Invisibles fueron a la puerta de Sodoma aquella noche a investigar y hallaron solamente una buena familia en toda la ciudad y sólo Lot y sus hijas se salvaron finalmente. La gente intentó hacerse con los Auxiliares porque querían matarlos. Lot trató de impedírselo y aquella gente estuvo a punto de echar la puerta abajo. Los Auxiliares metieron a Lot dentro de la casa y cerraron la puerta. Las personas que estaban a la puerta fueron cegadas temporalmente para que no pudiesen ocasionar más problemas. Los Auxiliares ayudaron a Lot y a su familia en su huida de la ciudad, pero su esposa volvió el rostro.

Después de la salida del sol, Lot y sus hijas entraron en Zoar y entonces se les dijo que el Señor haría llover azufre y fuego sobre Sodoma y Gomorra y que ambas ciudades serían completamente destruidas. Por el relato de la Biblia sabemos que aquellas gentes malvadas fueron destruidos por erupciones volcánicas ocasionadas por las malas obras y pensamientos de los que vivían allí.

Una de las más extrañas de todas las catástrofes fue la destrucción de las antiguas ciudades de Pompeya y Herculano en el año 79 después de Cristo. Ocurrió durante el reinado de Tito, justo antes de la conquista de Jerusalén. El volcán Vesubio había estado inactivo durante largo tiempo. Súbitamente, arrojó torrentes de líquida lava y lodo que cayeron sobre estas ciudades y sobre la bahía de Nápoles.

La ciudad de Pompeya fue cubierta por cinco metros de ceniza y Herculano lo fue por un mar de lodo sulfuroso de veinticinco metros de espesor en algunos lugares. Ambas ciudades fueron completamente enterradas e incluso su localización fue olvidada. Muchos años más tarde, se hicieron excavaciones y una parte de Pompeya fue descubierta y las calles, baños, templos y otros edificios fueron estudiados por los arqueólogos.

Es fácil para los estudiantes Ocultos imaginar por qué fue destruida la gente que vivía en esas ciudades. Habían vivido vidas de maldad en el pasado y se habían ganado ese karma. La historia del mundo consiste en gran medida en el relato de la elevación y caída de diferentes naciones. Leemos que un ejército destruyó a otro, y que fueron saqueadas e incendiadas ciudades enteras, y sus habitantes asesinados o esclavizados. Esto ha ocurrido durante siglos y el final no está aún a la vista. No hemos avanzado mucho en la evolución y, en efecto, parecemos evolucionar muy lentamente.

La Memoria de la Naturaleza revela que la población que perdió la vida cuando Pompeya y Herculano fueron destruidas por la erupción del Vesubio fue particularmente malvada en vidas pasadas. Renacieron alrededor del año 1079 después de Cristo y vivieron de nuevo en Italia. Los bárbaros los expulsaron de sus hogares. Algunos fueron a Noruega y Suecia, otros fueron a Irlanda, otros deambularon sin rumbo por Francia y otros fueron hacia Alemania pero, la mayoría de ellos, fue a Bélgica.

Huyeron para salvar sus vidas y pasaron tiempos difíciles en aquella encarnación. Los más perversos fueron los que se dirigieron a Bélgica. Renacieron como su propia descendencia años después y tomaron parte en la Guerra Mundial que comenzó en 1914. Las masacres genocidas que tuvieron lugar durante aquella época, cuando los alemanes atravesaron Bélgica y penetraron en Francia, alcanzó a muchos de ellos. El deseo por la vida y el afán de venganza trajo a estos egos al renacimiento antes de lo acostumbrado. Ahora han cancelado suficiente karma, así que pueden utilizar su descanso para prestar servicio. Esperemos que el deseo de venganza haya muerto con ellos.


 

Se me ha dicho que los terremotos son debidos a prácticas de hechicería o magia negra. Los magos negros evocan a los elementales y los estimulan. Esto perturba a los Gnomos. Los Gnomos son Espíritus de la Naturaleza útiles que trabajan por la humanidad produciendo los minerales y las joyas en la tierra. Las vibraciones perversas de la gente que vive en una localidad afectan al trabajo de los Gnomos.

La Tierra está compuesta de nueve estratos y un núcleo central. Los estratos no son de igual espesor. En el libro El concepto Rosacruz del Cosmos, de Max Heindel, hay una excelente descripción de los mismos. Lo siguiente es una breve descripción de los diferentes estratos de la Tierra:

1.- El Estrato ATierra Mineral@ es la corteza rocosa de la Tierra sobre la cual vivimos.

2.- El Estrato AFluídico@ es algo así como una pasta espesa que posee la cualidad de expansión, similar a los gases altamente explosivos. Este estrato es contenido en su lugar por la gran presión del estrato mineral. Si se suprimiese esta presión, el estrato fluídico ocasionaría una gran explosión y desaparecería.

3.- El Estrato AVaporoso@ es el tercer estrato de la Tierra. De él se dice que contiene una vida siempre pulsante y fluida, similar a la que se percibe en el Mundo del Deseo que rodea e interpenetra nuestra Tierra.

4.- El Estrato AAcuoso@ contiene todas las posibilidades germinales de todo lo que existe sobre la superficie de la Tierra.

5.- El Estrato AGerminal@ contiene el origen primordial de la vida y de él proviene el impulso para construir todas las formas de la Tierra.

6.- El Estrato AÍgneo@ es el siguiente. Y del él se nos dice que posee sensación. Los sentimientos de placer, dolor, simpatía y odio tiene su efecto sobre la Tierra.

7.- El Estrato AReflector@ contiene todas las fuerzas conocidas por nosotros como Leyes de la Naturaleza. Cuando el hombre comenzó su peregrinar consciente, estas fuerzas eran mucho peores que en el presente. Al irse haciendo más moral el comportamiento de la humanidad, las fuerzas de este estrato mejoran en la misma proporción. La conducta moralmente reprobable tiene una tendencia a desatar estas poderosas fuerzas y a ocasionar que los Espíritus de la Naturaleza hagan mucho daño en la superficie de la Tierra. Los esfuerzos de la humanidad por promocionar el bienestar de sus semejantes tienen como resultado que estas fuerzas sean menos dañinas.

La característica de las fuerzas de este estrato de la Tierra indican en todo momento la condición moral de la humanidad.

En el Concepto Rosacruz del Cosmos leemos lo siguiente: Desde el punto de vista oculto, la "mano de Dios" que castigó a Sodoma y Gomorra no es una tonta superstición porque, así como hay una responsabilidad individual ante la Ley de Consecuencia, que acarrea a cada persona el justo resultado de sus obras, buenas o malas, así también hay una responsabilidad comunal o nacional, que acarrea sobre los grupos colectivos de hombres resultados equivalentes a sus actos colectivos. Las fuerzas naturales son los agentes generales de tal justicia retributiva, produciendo inundaciones o terremotos, o la beneficiosa formación de aceites y carbones de varias clases, de acuerdo con sus merecimientos.


 

8.- El Estrato AAtómico@ parece tener la propiedad de multiplicar muchas veces las cosas que en él han sido definitivamente formadas.

9.- Este estrato contiene las fuerzas que posibilitan la expresión material del Espíritu de la Tierra.

10.- Este estrato es el centro del Ser del Espíritu de la Tierra.

Las erupciones volcánicas son ocasionadas cuando se desatan las fuerzas de la Naturaleza del séptimo estrato y quedan en libertad de acción. Éstas, como consecuencia, perturban al estrato ígneo y la alteración se extiende hacia el cráter del volcán que es el extremo de un canal que comunica este estrato con la superficie de la Tierra. Hay muchos de estos canales en diferentes partes de la Tierra. Algunos de ellos están en relación con volcanes extinguidos, pero otros puede entrar en actividad de tiempo en tiempo. La mayor parte de los materiales expulsados por un volcán activo proviene del material del estrato fluidico, que es altamente explosivo. El material expulsado se enfría cuando entra en contacto con la atmósfera y se endurece formando una firme corteza de lava y polvo que acaba por obstruir la abertura y, así la erupción del volcán cesa durante un tiempo.

La inmoralidad y las tendencias materialistas de la humanidad son la causa directa de las destructivas erupciones volcánicas que parecen estar ocurriendo con mayor frecuencia en los tiempos modernos. Los pensamientos y acciones perversas de los hombres y de las mujeres, excitan las fuerzas de la Naturaleza del séptimo estrato de la Tierra y causan estos brotes volcánicos que con frecuencia son sumamente destructivos.

Max Heindel, un escritor bien conocido sobre temas místicos, dice lo siguiente sobre esta materia: Puede comprobarse generalmente que los pueblos degenerados son los que sucumben en esas catástrofes. Esos pueblos, juntos con otros cuyo destino generado bajo la Ley de Consecuencia, por varias razones, entraña una muerte violenta, son llevados desde los diferentes países por fuerzas suprahumanas, hasta el sitio donde debe ocurrir la erupción.

Consideremos un tipo diferente de catástrofe y el caso real del desastre que ocasionó la muerte de más de mil cien personas.

Durante la Primera Guerra Mundial, un gran buque cargado de munición fue torpedeado por los Aliados en la costa de Irlanda. Se hundió en menos de veinte minutos y llevó cientos de hombres, mujeres y niños a su tumba acuática.

Los submarinos no pueden observar las leyes internacionales de guerra porque son frágiles barcos que navegan bajo el agua y pueden ser destruidos por una sola salva de artillería si intentan detener a un buque y tomarlo como prisionero de guerra. Ni tienen dependencias a bordo en las que custodiar a la tripulación y a los pasajeros de un barco apresado.

Veamos ahora qué revela la Memoria de la Naturaleza en relación a esta catástrofe o tragedia. Las personas que se hundieron con este gran buque estaban enroladas en la marina mercante que comerciaba entre Egipto, Creta y Grecia, tres vidas antes. Los egipcios eran buenos marinos en aquel tiempo. Sus navíos estaban recubiertos por el exterior de cobre y bronce para evitar una vía de agua y tenían triple tripulación. Es decir, tenían tres niveles de remeros para alcanzar mayor velocidad. En aquel tiempo, las otras naciones no tenían esa clase de navíos.


 

Posteriormente, los atenienses construyeron trirremes, que eran barcos que tenían tres pisos o niveles de bancos de remos. Cada nivel requería unos remos aproximadamente noventa centímetros más largos que los del nivel inferior. Había unos doscientos remeros en cada trirreme. Las naves egipcias eran mucho más poderosas que las demás y Egipto era entonces el señor de los mares.

Los egipcios estaban celosos de los comerciantes de Creta y Grecia y un día, cuando encontraron cierto número de sus naves cerca de la costa de España, los abordaron y los hundieron.

Mientras los barcos de Creta y Grecia se hundían en el agua, sin poder hacer nada, el capitán de uno de ellos dijo al comandante egipcio que esperaba poder hundirlo, a él y a todos sus hombres, algún día, aunque tuviese que peder la vida en el empeño. Todos las naves de la flota se hundieron, excepto la que estaba al mando del capitán que quería ver ahogados a los egipcios, y que hizo un juramento para llevarlo a cabo. Este capitán y su barco llegaron finalmente a salvo a las costas de Portugal.

En su lecho de muerte, algunos años después, recordó su juramento de atrapar a aquel egipcio con su barco y hundirlo algún día. Había albergado esos pensamientos de venganza durante todo aquel tiempo.

- No daré nunca una oportunidad a aquellos perros que hundieron mis naves - dijo - Aquello significó la pérdida de toda mi fortuna.

Cuando este hombre renació en esta vida se convirtió en marino y, finalmente, se le confió el mando de un buque. Los Señores del Destino reunieron a los hombres que habían hundido aquellos barcos por envidia y a otros que iban a morir de la misma manera.

El capitán estaba ansioso de dirigir su buque en aquella travesía, porque tenía un sentimiento de satisfacción. La Memoria de la Naturaleza muestra que pudo haber variado el rumbo del submarino y evitar el hundimiento del otro barco, pero se dijo: )Cómo voy a hacer eso, cuando he estado esperando esta oportunidad para hundir ese barco y a la gente que va en él?

Aquel hombre se hundió con el barco, pero nos estremecemos al pensar en la miseria causada por un acto de venganza como ése. Fue un agente de los Señores del Destino en cierta medida, pero acumuló más karma sobre sí, que tendrá que liquidar algún día. Su castigo en el Mundo del Deseo debe haber sido muy severo.

Esto es lo que está ocasionando el retraso de la humanidad de este planeta. experimentan muchos rencores y sentimientos enfermizos. Se han estado oprimiendo unos a otros durante muchas vidas. No pueden olvidar sus antiguos resentimientos y están ansiosos por resarcirse. Personas de diferentes razas han estado renaciendo en diferentes países y los destinos de todos se entrecruzan. Los antiguos griegos han estado renaciendo principalmente en Italia, Inglaterra y Estados Unidos. Los etíopes residieron en Egipto en cierta época y tuvieron mucho contacto con los griegos y los romanos. Un vez, los griegos dominaron a los egipcios y, posteriormente, perdieron su poder sobre ellos. Los etíopes derrotaron a Italia y hay un rencor ancestral entre ellos. Pero no son las únicas naciones que han cometido estos graves errores.


 

Ha habido muchas grandes catástrofes en tiempos recientes. Yo hallé que, sumando las víctimas que aparecían en el Chicago Daily News Almanac del año 1936, 595.466 muertes fueron debidas a terremotos ocurridos entre los años 1902 y 1936. Durante el mismo período, las inundaciones causaron la muerte de 182.102 personas. Las tormentas se llevaron la vida de 9.489. Las pérdidas por hundimientos de barcos durante ese tiempo fue también considerable. Estas cifras fueron tomadas de la lista de terremotos, erupciones y catástrofes recientes, y no incluyen las pérdidas menores que han ocurrido en diversos lugares de la tierra.

Podemos ver, pues, que los volcanes son una amenaza real para los seres humanos. La mayoría de las personas reflexivas debe llegar a la conclusión de que hay alguna razón para estas catástrofes. Muchos perciben instintivamente que, de alguna manera, somos culpables de los problemas y tribulaciones que nos acosan. Nuestra Biblia Cristiana proporciona muchísimos ejemplos, en los que la gente es castigada por su maldad, y se manifiestan claramente las razones. Todos los profetas, a través de los tiempos, han estado advirtiendo al pueblo para que sea bondadoso y evitar así el castigo. Si la gente de nuestros días prestara atención a estas advertencias y siguiese las enseñanzas dictadas por Cristo Jesús, no habría más terremotos en el futuro, porque esas deudas kármicas podrían ser completamente canceladas a través del servicio a las personas y a los animales.

Podemos estar seguros de que las personas que han perecido en las erupciones volcánicas e incendios han merecido esa muerte violenta, y habín renacido en esos lugares concretos para cumplir su destino. Han cosechado lo que sembraron en vidas pasadas. Ocurrirá lo mismo con nosotros. Si somos malos, cosecharemos tristezas. Si somos buenos, seremos recompensados, naciendo en circunstancias más afortunadas.

Yo solía preguntarme por qué el pueblo de China sufría tantas inundaciones que perturban el curso de su vida. En años recientes, hemos leído sobre muchas inundaciones y sequías en dicho país, que han causado miles de muertes en el pobre pueblo chino.

Se me ha dicho la razón por la que el pueblo de China está sufriendo tantas catástrofes y por qué la nación está decayendo en el tiempo actual. Durante miles de años el pueblo que vivía en China ha tratado brutalmente, tanto a los de su propia raza como a otros. Han sido egoístas y han mostrado poco aprecio hacia otras naciones. Fueron codiciosos de riquezas. Los que no podían pagar los impuestos eran aplastados, dejados morir de hambre, etc. Hoy están cosechando lo que sembraron en un lejano pasado. Al leer los periódicos y ver lo que está ocurriendo en todo el mundo, podemos entender que lo que se ha dicho sobre el pueblo de China, es también aplicable a otras naciones.

***

Para ilustrar cómo la gran ley del Karma se aplica a las naciones, le contaré algunas catástrofes de los tiempos actuales y lo que la gente que las sufrió hizo en vidas pasadas para ganarse un destino así: Consideraremos otro barco que fue hundido. Este barco iba en una travesía desde Europa a Nueva York con un gran número de personas a bordo. Colisionó con un iceberg y perecieron más de mil cuatrocientos pasajeros y miembros de la tripulación. A bordo de este buque había muchas personas prominentes que desaparecieron.

Cuando el pueblo de América se enteró de este gran desastre, se entristeció al tener noticias de la súbita muerte de todos aquellos cientos de personas. Muchos pensaron que fue un accidente y que aquellos que perdieron la vida eran simplemente víctimas de la fatalidad, que simplemente estaban a bordo del barco y perecieron cuando éste se hundió súbitamente después de chocar con un enorme iceberg. Los estudiantes Ocultos saben que no fallecemos por casualidad y que vivimos hasta que llega el tiempo en que nuestros arquetipos cesan de vibrar, a menos que nosotros mismos destruyamos nuestra vida cometiendo suicidio. Accidente es un término inapropiado para referirse al destino.


 

La Memoria de la Naturaleza revela lo siguiente en relación con las personas que se hundieron con este barco hace algunos años: La mayoría de ellas eran señores feudales y vasallos ricos dos vidas antes. Acostumbraban enviar a sus súbditos rebeldes al mar en barcos en malas condiciones, que luego se hundían en el océano. Cuando aquellas pobres víctimas estaban a punto de hundirse con los viejos barcos agujereados, caían en la cuenta de lo que se les había hecho y maldecían a aquellos señores feudales y vasallos acomodados. Por lo tanto, estos hombres, poderosos pero malvados, tenían sobres sus cabezas las maldiciones de muchas de sus víctimas.

En una vida pasada, el capitán de este barco era un rico propietario de buques que disgustó a uno de los señores feudales por algún motivo. Fue enviado al mar y nunca regresó. Perdió la vida porque el señor feudal planeó librarse de él de esa manera tan cruel. Cuando renació como un hombre, gustosamente envió a este gran buque a la perdición.

Se me ha dicho que cuando este barco se hundió había una momia a bordo que había sido encontrada en Egipto y colocada en un museo. Finalmente, se hizo una réplica de la momia y se depositó en el sótano de un edificio. Alguien la descubrió, la compró y la llevaba a bordo de este barco que nunca llegó a su destino. Los egipcios, en tiempos remotos querían estar tan cerca de la tierra como fuese posible. En aquellos tiempos, todas las personas de importancia eran momificadas. Los reyes y sus familias, así como los sacerdotes hacían que sus cuerpos fuesen conservados.

Los sacerdotes de tiempos posteriores estaban familiarizados con los elementales y sabían algo de magia negra, así que creaban elementales para proteger los cuerpos de aquellas personas. Les llevaba doce meses crear aquellos malos pensamientos forma. Se me ha dicho que la momia que estaba a bordo de este barco no tuvo nada que ver con su hundimiento, pero que los malvados elementales que la rodeaban hicieron comportarse de manera insensata a los que iban en el barco. Se ha dicho que navegaban felizmente, pensando que los icebergs no representaban ningún peligro, hasta que fue demasiado tarde para salvarlos. De esta manera, los elementales fueron liberados y el agua del mar pronto desintegró la momia.

***

Consideremos ahora el incendio del Iroquois Theater y qué les ocurrió a quinientos setenta y una personas, hombre, mujeres y niños, y cual fue la causa real de su dolorosa muerte. Le contaré brevemente la historia de lo que ocurrió en el Iroquois Theater: Este incendio es la mayor tragedia que ha ocurrido en la ciudad de Chicago. Ocurrió el 30 de diciembre de 1903. Este teatro estaba situado en Randolph Street, entre State Street y Dearborn Street. Casi seiscientas personas, la mayoría de las cuales eran mujeres y niños, murieron calcinadas o asfixiadas por el humo. El teatro estaba repleto de espectadores de pie, junto a las paredes, formando dos o tres filas.

El Iroquois Theater era un edificio a prueba de fuego, pero tenía las salidas bloqueadas, corta fuegos defectuosos y un equipamiento eléctrico inadecuado. El fuego comenzó con un pequeño foco de llamas en el escenario, sobre la tarima. Un empleado trató de extinguirlo, pero se propagó rápidamente y la gente fue presa de terror enseguida. Uno de los actores gritó a la gente que se mantuviese tranquila y salieran en orden. El director de orquesta urgió a los músicos para que siguieran tocando, pero uno tras otro abandonaron sus instrumentos y desaparecieron a través de la puerta de acceso al escenario.


 

Algunos de los hombres tuvieron el tiempo justo para escapar del torrente de fuego que se precipitó en el interior del auditorio. Las personas que estaban sobre el escenario intentaron reducir la cortina de fuego, pero ésta se consolidó y se elevó varios metros desde el borde inferior de la tarima. Una puerta situada en la parte trasera del escenario se abrió y de esa forma se creó una corriente de aire, convirtiendo instantáneamente el escenario en una brillante masa de llamas que fue arrojada sobre las cabezas de la gente.

El público, aterrorizado, se precipitó hacia las salidas para encontrarse con que estaban firmemente cerradas, lo que las hacía infranqueables. Estas salidas pronto se llenaron de seres humanos luchando por su vida. Muchos cayeron al suelo y fueron arrollados por los que corrían. El fuego arrasó el teatro, calcinando a muchos hasta convertirlos en formas negras irreconocibles y asfixiando a otros con su calor y los gases. Cuando llegaron, finalmente, los bomberos y entraron al edificio, encontraron a los muertos formando una pila de dos a tres metros de alto al lado de las puertas. Se halló a muchos con vida, que fueron evacuados a lugar seguro. Se dijo que quinientas setenta y una personas perdieron allí su vida en sólo quince minutos.

Esta es una historia triste y ocasionó mucho dolor y pesar a los parientes de las víctimas. Un hombre, al que yo conocía, perdió a su esposa, su hija y su nieta en aquel incendio, y su pelo encaneció de sufrimiento en pocos días. También conocí a una joven que tenía un asiento en el patio de butacas aquella tarde. Me dijo que caminó sobre los respaldos de los asientos y consiguió escapar, pero casi tuvo los nervios destrozados durante más de un año debido al terror y al shock que experimentó.

Supongo que ha imaginado usted que estas víctimas ocasionaron la muerte de otras personas mediante el fuego en alguna vida pasada, y está usted en lo cierto. La Memoria de la Naturaleza revela los siguientes acontecimientos. En los albores de Roma, cierto pueblo bajó desde el norte y se estableció cerca de Roma. Eran los Celtas. Otros pueblos célticos se establecieron en Irlanda, Escocia, Gales y Britania.

Una noche, los soldados romanos cercaron estos pueblos vecinos y los incendiaron todos. No puedo contarle los detalles, pero puede usted imaginar el terror de aquellas pobres personas. En 1903, la primera vez que aquellos individuos que fueron soldados romanos estuvieron todos reunidos, encontraron su destino en el incendio del Iroquois Theater. Algunos de ellos habían venido al nacimiento dos o tres veces antes de que fuesen atrapados por el fuego. Aunque eran mujeres y niños cuando se enfrentaron con la muerte en ese incendio, habían sido implacables soldados romanos cuando incendiaron a sus vecinos y acumularon ese mal karma, que tuvieron que enfrentar y cancelar en esta última vida.

Quizá se pregunte usted cuándo comenzó el hombre a crear karma por sí mismo y quién lo guió y cuidó en las primeras etapas de su desarrollo. Cuando los miembros de nuestra infante humanidad fueron encerrados por primera vez en sus cuerpos y se les dio libre albedrío, el Mundo del Deseo estaba prácticamente libre de entidades pero, a medida que los deseos del hombre fueron tomando control sobre su débil voluntad, comenzaron a crear diferentes monstruos en el Mundo del Deseo, que luego los atormentaban cuando pasaban al otro lado tras la muerte. Hoy, esos elementales o monstruos han crecido a una tamaño enorme y son muy feroces.


 

En los albores de la humanidad, antes de que fuera anclado a su cuerpo físico, el hombre tenía visión espiritual negativa y su conciencia era ininterrumpida. Podía ver el Mundo del Deseo en cualquier momento que lo desease, y podía comunicarse con los Seres Elevados que lo tenían a su cargo. En aquel tiempo, Seres de varios planetas de nuestro Sistema Solar estaban trabajando con la humanidad aquí en la Tierra. El hombre obedecía de buen grado a estos Seres Elevados, a los que podían ver y oír. Pero, cuando comenzó a pensar, se hizo responsable de su propio karma. El karma que el hombre ha generado hasta ahora, perdurará hasta que se convierta en un Liberado.

***

Para nuestro próximo ejemplo de la ley del Karma, consideraremos la erupción del Monte Pelee en la isla Martinica que está situada en el Océano Atlántico, no lejos de West Indies.

Durante los meses de mayo, junio y agosto de 1902, el volcán de esa isla entró en erupción varias veces matando a 31.000 personas. Este volcán destruyó varias ciudades hermosas y las enterró parcialmente bajo lodo gris, rocas enormes y cenizas. Algunas de aquellas rocas eran de dos o tres metros de diámetro. En cierto lugar, estas piedras estaban encastradas en el lodo y colocadas como adoquines del pavimento de una calle. Estas enormes rocas cubrieron muchos kilómetros de tierra.

Antes de que el volcán entrase en erupción, la gente fue advertida por un profundo trueno, como un rugido, que podían oír provinente de la montaña, y por el gas sulfuroso que llegó a ser peligroso en su vecindad. Miles de personas murieron y sus casas quedaron enteramente destruidas. Se calcinaron en la ardiente ceniza que caía a su alrededor. El vapor y las cenizas eran arrojadas hacia lo alto por la fuerza provinente del interior de la Tierra.

Algunas personas abandonaron las ciudades cuando ocurrió la primera erupción. Posteriormente, regresaron a sus hogares pensando que el peligro había pasado. Entonces, el volcán comenzó con su actividad otra vez y causó la muerte de muchos más nativos residentes en la isla.

Algunos geólogos, que arriesgaron sus vidas para estudiar esta erupción volcánica y sus resultados poco después de la tragedia, no saben todavía que ocasionó la catástrofe sobre la isla de Martinica. Uno de ellos escribió un buen relato de lo que vio. Intentó usar su mente razonadora, pero no fue suficiente para revelar la causa real.

Esta erupción fue ocasionada por las malas acciones y pensamientos de aquellas personas en vidas anteriores. Sus pensamientos perversos formaron el arquetipo de esta destrucción hacía mucho tiempo, cuando vivían en la Europa meridional. Cuando murieron y renacieron posteriormente en la isla de Martinica, este arquetipo los siguió y gravitó sobre ellos más y más sobre la tierra, hasta que el reloj del destino los golpeó y el Monte Pelee reventó con una gran actividad.

Los Espíritus de la Naturaleza también tienen su parte en este trabajo de destrucción. A los Gnomos les disgusta el mal y la confusión y se retiran más y más profundamente dentro de la tierra. Cuando alcanzan el estrato ígneo, que está conectado con la chimenea del volcán y, a través de ella, hasta el cráter, los gases, rocas fundidas y lodo del interior de la tierra salen expelidos y destruyen el territorio circundante. Los Silfos del aire y las Ondinas del mar colaboran en el trabajo de destrucción originando maremotos. Los pensamientos perversos de aquellas mismas personas fueron los responsables. Los Espíritus de la Naturaleza no son los culpables, porque ellos son espíritus benéficos cuando están rodeados de personas humildes y amorosas que viven buenas vidas.


 

Para entender quiénes eran estos egos que habían sido congregados cerca del Monte Pelee y destruidos por la erupción del volcán y el maremoto, tenemos que retroceder un largo período en la historia. Alrededor del año 1800 antes de Cristo, unos nómadas indoeuropeos entraron a la península de Grecia. Otros nómadas, procedentes de la misma región que aquéllos, y a los que se llamó Dorios, hieron lo mismo hacia el año 1500 antes de Cristo. Eran un tipo de nómadas feroces e ignorantes. Arribaron al Peloponeso y sometieron a sus predecesores, los Aqueos, así como a los primitivos pobladores, los Egeos. La isla de Creta fue invadida por estos dos grandes grupos de personas que llevaban todas sus pertenencias con ellos cuando viajaban de un lugar a otro. Esta gente se apropió o destruyó todo lo que estaba a la vista después de su llegada y sometieron a muchos de los habitantes como esclavos.

Los habitantes acomodados de Creta y de las regiones del Egeo habían desarrollado una civilización muy avanzada, que era incluso superior a la nuestra actual. Esta gente fue derrotada por las invasiones griegas y escaparon por el mar a bordo de sus naves. Intentaron entrar por el delta del Nilo, pero fueron rechazados y desistieron. Muchos de estos desafortunados perecieron en el mar, pero algunos consiguieron establecerse durante un tiempo en el sur de Palestina.

Hacia el 1200 antes de Cristo, esta civilización, agobiada por los bárbaros griegos, pereció y sus escritos se perdieron por completo. El intenso odio que fue generado por aquellos que fueron forzados a abandonar sus hogares y su país, tendió a atraer a estos invasores hacia ellos en vidas posteriores. Esto ocasionó que estos antiguos invasores bárbaros encontrasen el mismo destino que ellos infligieron a aquel pueblo inocente. Explicaré cómo tuvo lugar.

La Memoria de la Naturaleza revela que, cuando estos bárbaros fueron a Creta y a los países vecinos, incendiaron las casas y muchos habitantes perecieron en ellas. Los bárbaros asesinaron a los ancianos, a los débiles, a los enfermizos y a los poco agraciados físicamente. Retuvieron a las mujeres hermosas y a los hombres fuertes que fueron incapaces de escapar, y los convirtieron en sus esclavos.

Después de que algunos de estos refugiados griegos hubiesen vagado de un lado a otro, siendo rechazados, anduvieron a la deriva por el Océano Atlántico y fueron llevados a la isla de Martinica por los Seres Elevados, que los utilizaron como núcleo para atraer hacia allí a los invasores y que recibieran su justo castigo.

He aquí cómo se hizo esto: Cuando los refugiados se llegaron a establecer en la isla de Martinica, sus hijos fueron los que se perdieron en los barcos buscando un lugar adonde llegar. Eso ocurrió durante un período de varias generaciones. Entonces tuvo lugar un cambio y sus hijos fueron los que los expulsaron de sus hogares y sus países y causaron su muerte. Después de un largo período de tiempo, los cretenses originales renacieron en otro lugar y la población estaba formada mayoritariamente por los invasores que habían ocasionado tanta miseria.

Estos antiguos griegos, o primitivos bárbaros, eran muy crueles. Cuando renacieron en la isla Martinica en sus últimas vidas, fueron enviados al renacimiento en cuerpos de raza negra para enfrentarse a su destino. Los Señores del Destino pueden hacer esto fácilmente. He tenido noticias de egos que han sido enviados al renacimiento en cuerpos de raza negra para llevar a cabo alguna labor especial. Booker T. Washington fue uno de ellos. Max Heindel habla de él en El concepto Rosacruz del cosmos. Estos egos han sido enviados al renacimiento en cuerpos de raza negra como un castigo al orgullo y a la crueldad hacia sus hermanos humanos pertenecientes a otras razas o naciones. Se me ha dicho que estos egos que hallaron la muerte en cuerpos negros cuando entró en erupción el Monte Pelee, renacerán en cuerpos blancos. El estudio de las enseñanzas Místicas debería hacer humildes a los estudiantes.


 

Madame Helena Blavatsky en su libro La Doctrina Secreta dice lo siguiente sobre el karma: No es, por consiguiente, el Karma lo que recompensa o castiga, sino que somos nosotros quienes nos castigamos o recompensamos a nosotros mismos de acuerdo a cómo trabajamos con él, a lo largo y a lo ancho de la naturaleza, trabajando de acuerdo a las leyes que sustenta la armonía o en contra de ellas.

En el libro, Los próximos cambios mundiales, por el Dr. Curtis y su esposa, encontramos lo siguiente sobre las catástrofes:

Cuando las tormentas, terremotos, maremotos, erupciones volcánicas o catástrofes de otra naturaleza tienne lugar, muchos dicen: A(Mirad la obra de Dios! (Qué insignificante es el hombre!@ Eso es falso. Dios nunca envía una tormenta ni ninguna otra clase de catástrofe, porque Dios es la gran ley del amor. Todos estos sucesos son evidencias del poder del hombre. Si el hombre nunca hubiese emitido pensamientos malvados, palabras perversas, blasfemias ni maldiciones, el aura de la Tierra nunca hubiese estado tan llena de fuerzas destructivas que necesitasen una catástrofe par disiparlas y restaurar el equilibrio.

En un libro llamado, Habitante de dos planetas, de Phylos el Tibetano, aparece lo siguiente:

El Karma es un castigo por las malas obras, y es una ley de Dios; no sabe de reducción ni aplazamiento; no acepta pagos diferidos, sino que es un carcelero fiel en la prisión de la existencia; los que sean arrojados a su interior no saldrán hasta haber pagado el último céntimo. Cuídate de hacer el mal, porque deberás soportar la carga, sólo tú. Verdaderamente, la vida no es lo suficientemente larga para realizar el pago; (es mejor no tener nada que pagar!

El remedio a los males de la humanidad consiste en sentir y expresar simpatía y amor unos por otros. Si los individuos vivieran con arreglo a las enseñanzas más elevadas de su religión, pronto cambiarían, para su bien, las condiciones de sus vidas. A lo largo de las edades todos los grandes instructores religiosos han rogado encarecidamente al pueblo que se tratasen con misericordia unos a otros y a fueran honestos y sinceros. La Biblia Cristiana señala el camino y, realmente, contiene toda la guía necesaria. Para los que sienten la necesidad de explicaciones más completas sobre los misterios de la vida, les sugiero las enseñanzas Místicas y Ocultas, que se impartes por ciertas organizaciones conectadas con las siete escuelas de Misterios Menores. El pueblo del mundo occidental debe adoptar las Enseñanzas de la Fraternidad Rosacruz fundada por Max Heindel.

***

En relación con el tema de las catástrofes de naciones, le contaré algo sobre las desgracias que ocurren a los individuos, debido a lo que hicieron en alguna vida pasada. Esto nos dará una amplia comprensión de este importante tema. Quizá este conocimiento nos ayudará a entendernos mejor a nosotros mismos y a los demás, y nos capacitará para prestar un mayor servicio a la humanidad:

Una mañana, un hombre, que es un Auxiliar, llegó en tren a una ciudad del este y comenzó caminar por la calle. No muy lejos se encontró con un negro que no tenía brazos. Este pobre hombre estaba pobremente vestido y parecía desgraciado. Preguntó al desconocido por algún sitio donde comer.

- )Dónde puedo encontrar algún lugar para comer?- inquirió al desconocido.

- En la estación - contestó el pobre hombre.


 

Regresaron a la estación y el Auxiliar pidió un desayuno para el hombre y comenzó a darle la comida tan pronto como les fue servida. Mientras estaba dándole de comer, algunos que había conocido en el tren entraron en el restaurante y lo vieron. Un niño se acercó enseguida al Auxiliar para ver qué ocurría. Sus padres se acercaron también e invitaron al Auxiliar a su casa.

- No, gracias - replicó el Auxiliar - Voy camino de otra estación para tomar otro tren y continuar mi viaje. Me encontré con este hombre y me pidió algo de comer, así que lo estoy haciendo.

- )Puedo ayudarle? - preguntó la mujer - Es usted demasiado lento.

La mujer tomó entonces el tenedor y comenzó a dar de comer al hombre sin brazos, mientras su marido se sentaba a la misma mesa. Después que el hombre terminó de comer, el Auxiliar le preguntó cómo perdió los brazos.

- Estaba ayudando en una granja un día y, de alguna manera, se me quedaron atrapados los brazos en una máquina triturador, que me los cortó hasta los hombros - dijo el hombre.

- Cuéntenos su historia - dijo el Auxiliar - Unamos las manos mientras este hombre habla y quizás podamos ver y aprender algo.

- Después que perdí los brazos y me llevaron al hospital - continuó el hombre - quería morir, porque sabía que me esperaba una vida difícil. Una voz me habló y me dijo: Vuelve la vista atrás, viejo rey cruel, y contempla la miseria y el sufrimiento que causaste amputando los brazos de tus esclavos. Aunque tu vida será dura, no morirás hasta que hayas sufrido durante tanto tiempo como sufrió la más longeva de tus víctimas. Eso ocurrió hace muchos años pero debes cancelar la deuda. Tus cuatro secuaces sufrieron el mismo destino que tú el mismo día.

Después de relatar brevemente la historia de su vida, el hombre sin brazos habló al Auxiliar.

- Dígame el significado de lo que vi y oí aquel día. )He vivido antes de ahora?

- Sí, ha vivido usted muchas veces antes - replicó el Auxiliar. Mediante el pensamiento pidió a alguien que les permitiese a todos ver la vida del hombre cuando era un rey.

Descubrieron que fue un rey de Babilonia y que tenía un gran número de personas bajo su autoridad. Algunas de ellas eran blancas, pero los esclavos eran negros. Hacía trabajar a estos esclavos muy duramente y, cuando fracasaban en completar la tarea que les había ordenado llevar a cabo, hacía que sus hombres le cortaran los brazos por encima del codo y los abandonaba a su suerte. Algunas de estas infortunadas personas fueron destrozadas por bestias salvajes. Otras vivieron muchos años, mientras que otras murieron en el momento del suplicio.

- He estado de esta manera durante diez años - dijo el hombre.

- Yo vi a otro hombre sin los dos brazos en la ciudad donde vivo - le dijo el Auxiliar.

Los viajeros ofrecieron al pobre hombre algunas monedas pero éste las rechazó.

 - No quiero nada porque alguien me las quitaría del bolsillo - dijo.

Después de esto el Auxiliar fue a la casa de los padres del niño, permaneció durante un rato y luego partió a buscar su tren.

***

Una noche, dos Auxiliares sobrevolaron la cama de una mujer en un hospital.


 

- Señora, )puede detenerse aquí un momento? - dijo ésta.

- Estaré con usted en unos minutos - replicó la Auxiliar. Luego habló con la enfermera de sala sobre la mujer.

- Ella tiene mil y una preguntas que hacerle sobre la religión - dijo la enfermera.

La Auxiliar regresó junto a la enferma y se sentó al lado de su cama.

- )Puedo hacerle algunas preguntas? - dijo la enferma, y la Auxiliar le respondió que sí.

- Tengo sesenta años y mi marido me abandonó por una mujer más joven - dijo - Ahora se ha quedado sin dinero y yo me he enfermado de angustia. )Por qué tengo que sufrir de esta forma? He sido una buena esposa para mi marido, pero no tuvimos hijos. No creo haber sido tratada justamente.

- Nadie la está maltratando - dijo la Auxiliar - Usted hizo lo mismo en alguna vida pasada, cuando estuvo casada. Ahora debe usted pedir perdón y aceptar lo que le está ocurriendo.

- )Puede probarme eso? - preguntó la enferma.

- No sé si puedo o no - replicó el Auxiliar. Tomó la mano de la pobre mujer y comenzó a leer en su pasado.

- Hce dos vidas, era usted una hermosa mujer cretense - dijo - Se casó con un hombre y cuando se hizo mayor, usted lo abandonó y se buscó otro más joven. Lueg,o padeció desventuras y murió después de mucho sufrimiento.

Mientras la Auxiliar hablaba, la enferma se incorporó en la cama con los ojos y la boca abiertos y habló con un cuchicheo:

- )Qué fue de mi marido? - preguntó.

Entonces lo vio en su casa con un retrato suyo, hecho de cobre, delante de él. Acababa de regresar del trabajo y estaba pensando en ella. Había llegado a alcanzar una buena posición pero no tenía interés por nada. Todas las tardes regresaba a casa y se sentaba allí, solo. Una noche, volvió a su casa y cenó. Luego, se sentó en una silla al lado de la mesa y tomó su retrato en las manos. Aquel retrato la mostraba con un aspecto parecido al de la vida presente, sólo que era más joven en aquel tiempo.

- (Dios mío! - dijo - No puedo permanecer así por más tiempo - su cabeza cayó hacia delante y falleció.

Los Auxiliares y la mujer lo vieron al lado de su cadáver y la escena terminó.

- Gracias Señor, ahora entiendo - dijo la mujer - y lo perdono.

La Auxiliar le habló sobre la ley de Causa y Efecto y sobre lo que debía hacer para vivir una vida mejor. Ella vio, mediante la Conciencia Jupiteriana, que su marido en esta vida había sido también su marido en aquella vida pasada. Estas personas no se conocieron en la vida anterior a la actual, cuando ella era un hombre.

Después de que la mujer dijo que perdonaba a su marido, cayó hacia atrás en la cama. La Auxiliar llamó a otro Auxiliar que trabajaba con ella.

- Creo que está muerta - dijo la enfermera.


 

- Mira en su corazón y en su cabeza a ver si puedes observar la llama de la vida - dijo el Auxiliar.

- Sí, la veo - dijo la Auxiliar - No está muerta. Sólo está desmayada.

El Auxiliar dijo a la enfermera que su paciente se recuperaría y que la dejase sola pero bajo vigilancia. Le dijo que ya no haría más preguntas y que sería una mujer mejor.

El Auxiliar había dicho a la mujer todo lo que necesitaba saber y, si hacía caso a lo que se le había recomendado, haría grandes progresos.

***

He aquí otra historia que ilustra el efecto del karma sobre dos mujeres que habían cancelado sus deudas pasadas al ser internadas en un manicomio u hospital para enfermos mentales: Una noche, dos Auxiliares fueron enviados a un manicomio a ayudar a dos mujeres a escapar de allí. Los Auxiliares anduvieron por todas las instalaciones de la institución antes de materializarse y encontraron muchos casos de obsesión. Hallaron a dos desdichadas mujeres a las que se suponía trastornadas. Una de ellas estaba allí siete años y la otra cuatro.

Se dijo a los Auxiliares que liberasen a aquella mujeres y que tenían que buscar la manera de hacerlo. Era una mañana muy temprano. Uno de los Auxiliares preguntó a la mujer que llevaba siete años allí cuál era su nombre y dirección. Ella le dio la información necesaria y los Auxiliares fueron a la oficina y solicitaron verla.

La persona responsable dijo que iba contra las normas pero que, por esta vez, podían ir a verla. La pobre mujer dijo que la familia de su marido la habían internado allí para quitársela de enmedio.

- Se ha cumplido su tiempo y hemos venido a liberarla - dijo uno de los Auxiliares - )Tiene usted algo de ropa para ponerse?

- Sí - dijo ella y se vistió.

- )Tiene algo de dinero? - preguntó el Auxiliar.

- Sí, tengo unos cincuenta dólares - replicó ella.

- Vaya a su casa, busque un buen abogado y haga que su caso sea revisado - le aconsejó - Ganará y quedará libre.

Entonces los Auxiliares fueron a ver a la mujer que llevaba allí cuatro años. La encontraron y ella les contó su historia. Les dijo que su madre la había metido en aquel lugar, porque se había negado a casarse con el hombre que su madre había elegido para ella. Su madre la drogó y, cuando volvió en sí, se encontró en aquel manicomio. Dijo que tenía cierta suma de dinero en el banco.

- Vístase - dijo uno de los Auxiliares - y prepárese para venirse con nosotros. Una vez fuera, vaya a su casa, tome sus cosas, retire su dinero del banco y vaya a alguna ciudad del oeste a comenzar una nueva vida; olvide a su antiguo amante y a su gente.

Los dos Auxiliares y las dos mujeres abandonaron el lugar. Ni los guardias ni el vigilante nocturno los vieron, porque los Auxiliares construyeron una pantalla de materia de deseos entre las mujeres y los guardias. Después de que abandonaron el edificio, cada una de las mujeres ssiguió su propio camino felizmente y los Auxiliares dejaron la ciudad y siguieron con su labor.


 

Estas dos mujeres no estaban locas ni obesasadas, sino que habían sido confinadas allí contra su voluntad por otras personas. La Memoria de la Naturaleza reveló la causa de ello. La mujer que había estado siete años internada en esta vida había encarcelado a su madre en una vida previa y la había mantenido prisionera durante seis años porque hablaba demasiado.

La que había estado retenida en el manicomio durante cuatro años, en una vida previa envió a prisión a todos los trabajadores de su hacienda que se casaban sin su consentimiento. En aquellos días, los arrendatarios o siervos de la tierra tenían que pagar con comida, granos o dinero cada cierto tiempo al dueño de la hacienda. Cuando esta mujer renació en esta vida, una de aquella mujeres a las que ella había hecho sufrir prisión fue su madre. De alguna manera, ella recordaba sus sentimientos de una vida pasada y, cuando su hija rehusó obedecerla, la drogó y la confinó en el manicomio.

Alguien ha dicho: Los molinos de Dios muelen lentamente, pero extremadamente fino.

Si la gente tuviese un conocimiento general de la ley del Karma, dudarían antes de causar sufrimiento a otros. Entonces habría menos problemas y tristezas en el mundo.

Todo lo que hacemos no está regulado por la ley del karma. Tenemos libre voluntad en gran número de cosas y podemos poner en marcha nuevas causas, para bien o para mal. Cuando aprendemos que somos la causa de nuestras propias desgracias o alegrías, deberíamos esforzarnos por vivir nuestras vidas más en armonía con las leyes de Dios y hacer un gran esfuerzo para estar por encima de estas leyes del Mundo Físico; entonces no crearíamos ningún mal karma que cancelar en el futuro. Cuando somos buenos, nos preparamos a nosotros mismos para recibir bendiciones presentes y futuras. Hay muchos dones, tanto espirituales como materiales, que Dios da a sus hijos obedientes.

***

Para ilustrar cómo nuestra vida presente está entroncada con el pasado, le hablaré brevemente sobre tres individuos cuyas cartas natales astrológicas he visto.

Primero, consideraremos a una mujer tragasables que vivió durante algunos años dando exhibiciones de su destreza como una atracción secundaria de un circo. Una estudiante fue a ese circo a estudiar la naturaleza humana y vio a la mujer tragasables cómo se tragaba algunas espadas. Una de las espadas estaba hecha de cristal y conectada a la corriente eléctrica. Después de que se hubo tragado parcialmente el sable, se conectó la corriente y la gente pudo verlo en su garganta.

Después de que la gente se dirigió a la siguiente atracción, la estudiante se quedó un rato y habló con la tragasables. La encontró muy atractiva y agradable. Contó a la estudiante algunos acontecimientos de su vida. La estudiante se preguntaba qué influencias podrían haber causado que esta mujer se dedicase a una ocupación tan peligrosa.

La Memoria de la Naturaleza reveló la razón de por qué se hizo tragasables en esta vida. En la vida anterior, esta mujer era un hombre blanco que vivía en la India. Vio algunos fakires tragando sables y dagas. Se interesó y, de tiempo en tiempo, practicó el ejercicio de tragarse sables. Aprendió cómo hacerlo, pero murió en un accidente: una espada atravesó su estómago. Al final, este ego había decidido tragarse tres espadas al mismo tiempo y llevó a cabo la proeza.


 

Fue realizando este ejercicio cuando una espada atravesó su estómago y le causó la muerte. Era un hombre bien acomodado y atractivo pero no tenía familia en aquella vida como hombre. Era un rico aventurero que buscaba emoción y placer. No hizo daño a nadie, pero su extraño deporte fue desastroso para él. Tragaba sables simplemente como un deporte en aquella vida.

Cuando este ego renació en esta vida, su viejo anhelo la condujo a querer tragar sables otra vez. Nadie de los que conocía lo hacía, pero un poderoso deseo de intentarlo la dominaba. Al principio, practicó secretamente y luego, después de tres años, llegó a tener maestría en el ejercicio. Se casó y tiene familia. Ha llegado a disfrutar de la vida nómada del circo y encaja bien en ella. Disfruta con las caras de asombro y de sorpresa de la gente que la mira.

Tendrá éxito en su actuación hasta que se vuelva imprudente. Se me ha dicho que su vida terminará víctima de un sable, a menos que abandone completamente esta práctica. Esta mujer dijo que ha tenido dos accidentes serios. Se cortó el esófago una vez, aunque la herida cicatrizó. Posteriormente, se flexionó cuando tenía una espada en la garganta, hasta el estómago; la espada se desplazó, le perforó el estómago y pensó que allí acababa todo. La herida cicatrizó después de que pasó varias semanas en el hospital. Después de eso, fue capaz de continuar con su inusual trabajo. (Qué vida tan extraña lleva! Su pasado y su presente son extrañamente similares y podemos ver que los pensamientos de su vida pasada determinaron su extraña profesión en la presente.

***

Consideraremos ahora brevemente a otro ego durante tres vidas, para ver qué efecto ha tenido el karma sobre su destino: Hace unos dos mil años, en Atenas, Grecia, vivía un hombre que estudiaba medicina con médicos y farmacéuticos.

En el curso de sus estudios, quedó fascinado por las glándulas endocrinas y se interesó por su función en el cuerpo. Secretamente, comenzó a experimentar con las glándulas de seres humanos. Sus sujetos eran principalmente mujeres. Estimulaba estas glándulas hasta un punto crítico. Luego, reducía el estímulo, casi hasta el estado de inercia, ocasionando un gran daño a los individuos. Cuando se dio cuenta del mal que estaba haciendo, intentó encontrar la manera y los medios de remediar el estrago producido. Murió sin conseguirlo.

Cuando vino al renacimiento otra vez, lo hizo en Grecia y fue una mujer. Sufrió incalculables molestias toda su vida por problemas glandulares. Eso la determinó a encontrar algún medio con el que pudiese curarse a sí misma y a otros. Era rica y bien educada. Fue a los mejores médicos, pero ninguno fue capaz de aliviarla de su problema. Su sufrimiento se incrementó hasta que, finalmente, falleció. Antes de morir hizo un voto solemne de que si llegaba a ponerse bien, dedicaría su vida al estudio de la medicina, para ayudar a los que sufrían como ella misma había sufrido.

Este ego vino al renacimiento en los Estados Unidos y pronto decidió ser médico. Cuando era niño, tuvo un accidente y tuvo que serle amputada una pierna por debajo de la cadera. A pesar de esta discapacidad, persistió en su deseo de ser médico. Se especializó en enfermedades causadas por las diferentes glándulas endocrinas y viajó a casi todos los países del mundo en su búsqueda de conocimiento. Pasó muchas noches sin dormir intentando perfeccionar un remedio que aliviase los problemas glandulares. Tuvo éxito al ayudar a muchas de sus antiguas víctimas. Hizo lo mejor que pudo para utilizar sus conocimientos en ayuda de los demás.


 

Somos poco conscientes de cómo nuestras vidas están relacionadas entre sí. Prometemos hacer algo en una vida y el deseo de llevarla a cabo nos viene en la siguiente y nos esforzamos por consumar nuestro objetivo. Eso puede ser bueno o puede ser malo. Puede ser fácil de hacer o extremadamente difícil. Generalmente, no nos damos cuenta de por qué estamos tan ávidos de triunfar en alguna actividad determinada. La Memoria de la Naturaleza revela muchas cosas interesantes y sorprendentes que nos beneficiaría conocer si nos esforzáramos en obtener ese conocimiento viviendo vidas de servicio a la humanidad.

***

Las catástrofes pueden venir a nosotros de una forma u otra. Le hablaré un poco sobre un hombre diminuto, un enano, de quien se dice que sólo mide algo más de setenta y un centímetros. Pesa menos de trece kilos. Los patólogos han investigado y han hallado que en algunos enanos la glándula pituitaria es rudimentaria o inadecuada a sus necesidades. Hay evidencias de que el esqueleto está bajo el control de la glándula pituitaria y que el sobrecrecimiento, así como el retraso en el mismo y el crecimiento normal, dependen de la interrelación de esta glándula con el cerebro y otros órganos.

La Memoria de la Naturaleza reveló la causa de que este ego tuviese un cuerpo físico tan pequeño. Hace unos dos mil años, cuando Grecia estaba haciendo progresos en literatura, ciencia y arte, este pequeñín era un maestro en medicina experimental. Estaba esforzándose por encontrar alguna droga que, administrada a una persona, destruyese su buen aspecto, lo marchitase y destruyese su dulce voz.

El principal motivo por el que hacía esto era porque quería destruir a los romanos que estaban invadiendo Grecia en aquel tiempo. Los romanos, finalmente, conquistaron el país, capturaron a este hombre y lo llevaron a Roma como prisionero. Continuó con sus experimentos en Roma e hizo un gran daño, pero nunca perfeccionó la droga que quería. Finalmente, murió en esa ciudad.

El mismo ego renació posteriormente en lo que ahora llamamos Alemania. Pertenecía a una familia bien situada y recibió una educación ordinaria. Fue asesinada cuando era una joven, durante una de las incursiones llevadas a cabo sobre su país por tribus vecinas.

Luego, renació en los Estado Unidos como un enano de voz débil y cuerpo deficiente. Tenía la apariencia de un niño y actuaba como tal, aunque era ya un adulto. He leído que esta situación puede ser debida a la carencia de la glándula tiroides, que es regida por el planeta Mercurio.

Los padres de este enano, en esta vida eran pobres y él está cosechando el destino que sembró dos mil años antes, o hace tres vidas. Pasará el resto de su vida de la misma manera y puede morir precozmente. Es desgraciado y sabe que es un inadaptado. Si se da cuenta del valor de un cuerpo normal, y realmente lamenta tener un cuerpo pequeño, tendrá una buena oportunidad para tener uno normal cuando renazca de nuevo, como una mujer, en su próxima vida. Debe aprender una lección viviendo en un cuerpo pequeño y severamente deteriorado. Él mismo se ha ocasionado esta situación como un castigo por lo que hizo a otras personas cuando destruyó sus cuerpos y los debilitó hasta la muerte.

Todos nosotros hemos hecho promesas en vidas pasadas, y en la presente, a uno o más de nuestros semejantes. Tendremos que cumplirlas de una forma o de otra. Mucha gente puede deshacerse de mucho de su mal karma viviendo vidas buenas y útiles.

***


 

Consideremos a otra persona poco corriente que, probablemente, siente que su destino le ha dado un mal golpe causándole el crecer tanto. Se dice de este gigante que mide casi dos metros y treinta centímetros y pesa más de doscientos kilos. Puede pasarse una moneda de medio dólar a través del anillo que lleva en su dedo corazón.

Generalmente, no se sabe qué ocasiona el que una persona tenga una estatura muy pequeña o muy grande. Los estudiantes ocultos saben que hay una razón oculta para cada anormalidad. Este gigante parece ser inteligente y mentalmente normal, pero es un individuo enorme. Debe ser muy incómodo ser mucho más grande que los demás. Un gigante dijo a una mujer que él habitualmente alquilaba una habitación con dos camas de gran tamaño y dormía atravesado en ellas.

Para hallar la razón para el tamaño de este hombre debemos mirar a la Memoria de la Naturaleza y retroceder unas pocas vidas para ver que lo pudo haber causado. Hace dos vidas, este hombre era de un tamaño pequeño que vivía en un país que ahora se llama Italia. Quería ser un hombre de tamaño normal. Fue a Grecia y luego a Egipto, buscando algún médico que pudiese ayudarlo a aumentar su estatura. Los médicos que encontraba le explicaban el peligro de aumentar su tamaño, ya que le afectaría en una vida posterior. Dijeron que no se podía modificar su estatura porque ya había alcanzado su pleno desarrollo. Finalmente, le dijeron que podían ayudarlo haciendo que su cuerpo alcanzara casi su tamaño normal. Le instruyeron sobre cómo hacerlo y él llevó las recomendaciones hasta el extremo. Pensó que podía amenazar a los médicos y lograr su objetivo de cualquier manera.

Los médicos eran estudiantes Ocultos y sabían cómo manejar sus asuntos. Sabían astrología y también lo sabían todo sobre las sietes glándulas endocrinas del cuerpo y cómo funcionan. El cuerpo de este hombre alcanzó un excelente estado de perfección. Pero él continuó con el tratamiento por sí mismo y eso causó el incremento de función de las glándulas. El timo se hizo muy grande y, finalmente, le causó la muerte una noche.

En la vida siguiente, cuando renació como una mujer, tuvo de nuevo un cuerpo ordinario y nada serio le ocurrió. Este ego vivió en lo que ahora es Francia y murió cuando era de mediana edad. No había incurrido en ningún karma que involucrase a otras personas, así que los Señores del Destino la dejaron continuar en paz por aquel tiempo.

En la vida presente, vino al nacimiento en uno de los países europeos septentrionales, de unos padres corrientes. Continuó creciendo y ahora es de gran estatura. Todas sus glándulas son hiperfuncionantes y su gran tamaño es debido particularmente a su gran glándula timo, que le ha ocasionado un crecimiento excesivo.

No hay nada que pueda hacer por su estatura ahora. Ha sobrepasado sus aspiraciones de dos vidas anteriores. Sabemos que ahora no está satisfecho, porque es muy incómodo ser tan diferente de sus amigos y vecinos. Así vemos cómo el karma ha afectado a su vida.

En su libro Recolecciones de un Místico, Max Heindel, hablando de la ley de Causa y Efecto o Karma, dice lo siguiente:

Es manifiesto que todas las causas que ponemos en marcha en una vida no maduran en la existencia presente, de lo que se deduce que deben encontrar su realización en algún otro lugar y en algún otro momento, o la ley no sería operativa, una suposición que sería tan absolutamente imposible como que la ley de gravitación pudiera ser suspendida, porque esto ocasionaría un caos en el cosmos.


 

Esto significa que, si la ley de la gravedad fuese suspendida, todo estaría fuera de su sitio y resultaría el caos. La gravedad tiende a mantener a todas las cosas en sus sitio apropiado. Por otro lado, esto no es aplicable a los Auxiliares que pueden, temporalmente, anular la gravedad para ayudar a personas o a animales.

***

Ahora, le narraré lo que tuvo lugar hace unos seis años entre un hombre que es un estudiante Oculto y un Gnomo que lo visita. Mientras se encontraba en la parte trasera de la casa en la que vive, un día de otoño, el Gnomo se le acercó y le habló.

- Estoy a punto de acabar mi trabajo - dijo.

- )Qué quieres decir con que tu trabajo está a punto de acabarse? - preguntó el hombre.

- Hemos pintado las hojas de la mayoría de los árboles de esta localidad - dijo el Gnomo - Las hojas están cayendo y nosotros vamos a retirarnos durante el invierno.

- )Qué quieres dar a entender con eso de retirarse durante el invierno - preguntó el hombre.

- Pues que nos dirigimos al interior de la Tierra y allí dormiremos todo el invierno - replicó el Gnomo - Los árboles, las hierbas y los Gnomos de toda la cálida región del norte se está preparando para el largo sueño invernal.

- )Cuál es la causa de los huracanes, tornadso, ciclones y catástrofes que ocurren con tanta frecuencia? - preguntó el hombre - )Qué efecto tienen sobre la Tierra? )Ocasionan sufrimiento a la Tierra?

- Con toda seguridad afectan a la Tierra - contestó el Gnomo.

- )Cómo? - preguntó el hombre deseando más información.

- Si te caes al suelo y te lesionas un brazo, una pierna o la cabeza, te ocasionará una herida dolorosa, )no? - preguntó el Gnomo - Ahora bien, hay rezagados y también existen aquellos que fracasan en todas las oleadas de vida; consecuentemente, actúan como un obstáculo en el esquema de la evolución. Mediante sus pensamientos y acciones, el hombre ocasiona que los Silfos, las Ondinas, las Salamandras y los Gnomos se congregune en lugares concretos de la Tierra, hasta que ya no pueden ser mantenidos a raya. El poder del grupo de Espíritus de la Naturaleza que sea el más fuerte se manifestará, dejando destrucción en su estela, lo cual, en cierto sentido, restablece la armonía que el hombre previamente destruyó. También causa dolor a la Tierra la tala de árboles, la sobreexplotación de la tierra, el asesinato de animales y de seres humanos. Es como un absceso en el cuerpo cósmic,o que está esperando a ser drenado. Esto se entiende como una reconstrucción o rehabilitación, tal como ocurrió en el gran incendio de Chicago hace muchos años. Tras el incendio tuvo lugar la reconstrucción y la ciudad fue edificada mucho mejor que antes.

Esas condiciones sobre la Tierra y en la Tierra, generadas por el hombre, causan sufrimiento a la Tierra. Cuando el hombre comienza a reparar los daños, el efecto es el mismo que el drenaje aplicado a una herida.

- )A qué profundidad desciendes dentro de la Tierra? - preguntó el hombre.

- Bajo hasta el tercer estrato y allí permanezco hasta que me despierto en la primavera, alrededor del veintiuno de marz,o para continuar mi labor. Paso el tiempo embelleciendo las hierbas, los árboles y todo lo que crece sobre la Tierra.


 

Poco después de esto el pequeño Gnomo sabio dijo adiós a su amigo y se fue. Rara vez nos damos cuenta de que los Gnomos son Espíritus de la Naturaleza extraordinariamente sabios. Son más sabios de lo que nosotros somos o podamos llegar a ser, hasta que podamos despertar nuestro sexto sentido, que está latente en la mayoría de la humanidad y puede ser desarrollado por el auto sacrificio y el servicio a la humanidad.

Como conclusión, mostraré una carta procedente de un amigo que gentilmente me ha permitido usar la siguiente información sobre la causa de las condiciones desfavorables de la Tierra en la actualidad.

)Qué es la Tierra sobre la cual vivimos? )Se ha detenido usted a meditar alguna vez sobre este asunto? )Ha considerado seriamente qué es la Tierra y la razón de su existencia? Puede usted responder que la Tierra es un planeta, lo cual es verdad. Es un planeta más entre muchos otros. Pero, )de dónde vienen esos planetas?

)Son sencillamente luminarias, excepto la Tierra, situadas en el cielo para iluminar nuestro diminuto globo, o simplemente aparecieron? y si es así, )cómo lo hicieron? Sería interesante estudiar la diversas teorías al respecto y compararlas.

Los científicos ocultos están de acuerdo en que el Sol es el planeta padre-madre de todos los demá, y qu,e de tiempo en tiemp,o se ha desprendido de varias porciones de sí mismo para que los seres que habitaban esa parte concreta pudiesen ser separados del resto y dárseles instrucciones especiales en aquello que determinaría su desarrollo posterior. Cada globo segregado del Sol está bajo la administración directa de un Espíritu Planetario cuyo cuerpo es el planeta sobre el cual habitan sus protegidos. Si Urano, Saturno, Júpiter, Marte, Venus, Mercurio, el Sol y la Luna tienen cada uno un Espíritu Planetario, )no es razonable creer que la Tierra tiene también un Espíritu Planetario?

El Espíritu Planetario al cual cada planeta pertenece tiene un embajador, a quien envía a cada uno de los otros planetas. Los nombres de los embajadores enviados a la Tierra desde los otros planetas son los siguientes: El embajador de Urano es Ithuriel, el de Saturno es Cassiel, el de Júpiter es Zachariel, el de Marte es Samael, el de Venus es Anael, el de Mercurio es Rafael, el del Sol es Miguel y el de la Luna es Gabriel.

Los nombres de los Hermanos Mayores son también conocidos, al menos para los Iniciados. )Por qué entonces está la existencia del Espíritu Planetario de la Tierra, si es queexiste uno, envuelta en el misterio? )Por qué tiene que venir el Espíritu de Cristo a la Tierra cada año e impregnarla de Su vida y energía? )Es el Espíritu Planetario de la Tierra, si es que existe, incapaz de sostener la tierra?

Piense en estas cuestiones, medite sobre ellas hasta que obtenga su pleno significado y, luego, intente darse cuenta de que lo que la humanidad está ahora pensando, sintiendo y haciendo, y las fuerzas generadas de ese modo, están afectando los centros de fuerza del cuerpo de deseos de la Tierra. Si la humanidad no ha armonizado su pensamiento con la verdad y el amor de Dios sino que, en vez de eso, ha movilizado fuerzas contrarias de egoísmo, avaricia, envidia, celos y ansia de poder, engendrando todas las consiguientes fuerzas destructivas y negativas mencionadas - y quien puede negar que tales fuerzas imperan en el mundo actual - entenderemos qué terribles enfermedades deben estar manifestándose en el interior del cuerpo de la Tierra.


 

Siendo todo esto cierto, )cuánto tiempo cree usted que el cuerpo de la Tierra va a soportarlo? Los familiarizados con las condiciones reales saben que esto no puede durar mucho. Es dramáticamente necesario hacer notar que todos los disturbios sísmicos son una evidencia de la reacción de la naturaleza al inarmónico trastorno causado por los pensamientos, emociones y actos perversos y maliciosos de la humanidad, y que el egoísmo y la avaricia del hombre tienen como resultado los cuerpos gravemente enfermos de la raza humana.

Las alteraciones sísmicas, el resultado de un cuerpo de la Tierra enfermo, se han incrementado alarmantemente. Observemos las informaciones en relación con ellos durante el año 1931. Así como los pensamientos negativos y las prácticas indeseables desmoronan las células del cuerpo físico del individuo, la células del cuerpo de la Tierra se quebrantan como resultado de los pensamientos y actos perversos de la humanidad como un todo. En otras palabras, lo que los pensamientos funestos y las malas obras ocasionan al cuerpo del individuo, se ocasiona al cuerpo de la Tierra por los pensamientos y actos negativos de la humanidad considerada como un todo. La humanidad cristalizó de tal manera la Tierra que tuvo que ser arrojada del Sol.

Posteriormente, cierta porción de la humanidad cristalizó una parte de la Tierra a tal extremo que esa parte, junto con los responsables de tal situación, fueron expulsados de la Tierra en lo que ahora conocemos como la Luna. Estos seres de la Luna, miembros de nuestra propia oleada de vida, son fracasados. Están en el sendero de regresión y se han perdido para nuestro presente esquema de manifestación. Si el Espíritu de Cristo no hubiese venido a nosotros cuando lo hizo, otra Luna hubiese sido expulsada en aquel tiempo. Ahora, estamos de nuevo al borde de otra gran crisis.

Es por esta razón por lo que se envía un llamamiento a todos los estudiantes Ocultos para que vivan la vida, para que apliquen seriamente en sus vidas diarias, sin la menor reserva en sus pensamientos, palabras y obras, las enseñanzas que les han sido dadas a través de la Escuela de Misterios Occidental, para que no se les considere incompetentes si ocurriese el colapso final de nuestra civilización actual, y que puedan seguir bajo las nuevas condiciones como líderes y pioneros, que es para lo que las Enseñanzas de la Sabiduría Occidental se están esforzando en prepararlos.

Hace algunos años, este mismo amigo me envió las estrofas de un poema titulado El Rosacruz. Nunca lo he visto impreso y no sé quién lo escribió ni si ha sido publicado alguna vez. Puesto que mi amigo ha fallecido, no puedo indagar donde lo obtuvo.

Recientemente, se me mostró este poema en la Memoria de la Naturaleza, mientras estaba fuera de mi cuerpo durante el sueño, y se me dijo que a ese amigo le gustaría que lo incluyese en este libro. Lo añado en este capítulo para que pueda usted disponer de este maravilloso poema y meditar sobre él.

 

El Rosacruz

 

  El brillo que arde en el corazón

de la Vida, me es manifiesto;

adoro la Rosa de los Cielos

en solemne trance extático.

  Soy un hombre, como los demás,


 

pues nadie puede atravesar el Velo,

salvo el nacido del Fuego y del Espíritu.

Eso prevalece.

  El aire que respiro es puro deleite;

mi alimento es el pan de los Cielos;

conozco el secreto de la Luz

que brillaba antes de nacer el mundo.

  El tiempo es ajeno a mi Señor

y el espacio, un fino sueño que se desvanece.

A mi alrededor se extiende el Todo Eterno,

del cual emana la Corriente Cósmica.

Anónimo

 

Texto original:

 The Rosicrucian:

The brilliance burning at the core

Of life is manifest to me;

The Rose of Heaven I adore

In solemn trance of ecstasy.

I am a man, like other men without

For none may pierce the Veil

Save he who is born of Fire and Spirit.

Such prevail.

The air I breathe is pure delight,

My food is heaven's celestial bread;

I know the secret of the Light

That shone before the World was made.

Time is a stranger of my Lord

And space a thin dissolving dream.

Round me lies the Eternal Whole

Hence emanates the Cosmic Stream.


 

 

PREFACIO

INDICE

CAPITULO XII

 

 

 

HOME

THE MYSTIC LIGHT

THE ROSICRUCIAN FELLOWSHIP

 

 

 Click here to visit THE MYSTIC LIGHT , A Quarterly Rosicrucian Online Magazine

  Writers of published articles are alone responsible for statements made

 Editor & Web Master: Alexandre David